jueves, 16 de febrero de 2012

el asiento reservado.

Ayer me llevaron al doctor. Mi mamá y mi papá, los dos me llevaron.
Me sentaron en la parte de atrás del carro.
Eran las 630pm. El peor tráfico del universo esta en Javier Prado.
Puede poner de mal humor a cualquiera.

La cosa es que, miraba por la ventana
los micros repletos de gente y trataba de imaginarme sus vidas
a dónde estarían yendo, quién los esperaría
la esposa, la trampa, el amante gay?
Estarían felices por haber cobrado, algunos tendrían miedo de ser asaltados
Otros estarían mirando por la ventana jugando a lo mismo que yo.

Me acordaba de cuando viajaba en micro
de mi odio incesante a los cobradores
a sus uñas largas y sucias, a su olor
a cuando hacian carreras y exponían nuestras vidas.
A viajar en el micro lleno, como las personas que ahora miraba.

Y fue cuando lo recordé: el fucking asiento reservado.
Y es que cuando tenías un arduo día de trabajo, y solo querías llegar a casa
podías cabecear un rato.
Fuck, justo te sentaste en el reservado.
Venía un viejito y te quitaba tu asiento.
Ahora tenías que dormir parado.

Y es que siempre pensé que debía haber un asiento reservado más, para las mujeres que trabajan con taco 9.

Hasta ahora lo pienso.
Ojalá que con este nuevo tren subterráneo, tomen el pequeño pedido de esta biatch en cuenta.

Saludos desde la cama queen de mi mami, comiendo helado de yogur natural de Laritza (me compré 1L)

18 comentarios:

  1. que ricooooooooo!!!!!, muy cierto lo del asiento consideración para el taco 9 señores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. asi es, sin discriminación de género! jiji besoo

      Eliminar
  2. Que rico Biatch!
    Que te engrían a forro!
    Y ahora el asiento reservado puede ser para futuras mamacitas tb!
    Beso!

    ResponderEliminar
  3. Que sea una propuesta en las próximas elecciones: UN asiento reservado para las damas guapas y elegantes que van en tacones.


    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese era el movimiento que buscaba! jajajjaa Primera vez que te veo por aquí, gracias por comentar! Un abrazo

      Eliminar
  4. mmmm más fácil es que cambies de taco a que creen un asiento nuevo reservado. Si acá en el Perú no respetan ni los asientos reservados para viejitos o embarazadas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jamás, el taco 9 es algo que cuando logras dominar, no quieres dejarlo nunca.algo asi como el sexo, al principio duele, y te cuesta, ya de ahi lo adoraaaas! una comparación un poco tonta, pero yo siempre hablo en doble sentido. Y si pues, acá no respetan nada, pero , soñar no cuesta nada, jani. Besosos

      Eliminar
  5. Imagínate la cultura de nuestra querida ciudad que cuando recién empezaba a usar 2 bastones tuve que dar asiento a una viejita aún sin estar en el asiento reservado. todos dormidos al mismo tiempo, ay caray!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si he visto eso, que todos se hacen los dormidos, pero qué se le va a hacer! A mi una vez una sra, que no pasaba de los 50 años me dijo que me pare porque ella era una persona mayor y yo. Educadamente le dije que si quería viajar cómoda, podía tomar un taxi.Tendría 40! Y fácil si no me hubiera dicho nada, yo le daba el asiento,ya? porque es una sra, pero apenas subió pedirme que me pare?? Fuiraaaaa. Es una cuestión de cultura creo, la del vivo.. en fin. Solo nos queda comprarnos un carro y ver esas realidades desde la ventana de nuestro querido Honda civic. Besoso

      Eliminar
  6. Un litro de helado de yogurt! Te envidio sanamente, yo ni siquiera he almorzado porque me eché a dormir y se me pasó la hora (ando durmiendo mucho, síntoma de que me va a volver la depre x_x).

    Los asientos reservados; aunque sean los únicos libres no me siento en ellos, primero por respeto y segundo porque no hay cosa más fregada que te despierten en medio de una rica siesta y te miren con cara de "qué rayos haces en mi asiento!", ya creen que como la mayoría se hacen los locos para no dar asiento, uno tampoco lo va a dar... en fin O_o

    Un abrazo y que todo te esté yendo bien. He comentado varios posts tuyos en esta tarde :)

    ResponderEliminar
  7. Yo nunca me siento en el asiento reservado, siempre sube una mujer con su hijo de 5 años en brazos y pide asiento porque "está con bebe" (pfff). Se sienta y deja al mocoso en el piso.
    Cuando no quiero que me molesten me siento en el asiento de la llanta, ese que es super incomodo pero no te lo quita nadie, ahi duermo rico y despierto con un dolor de espalda de aquellos, pero ya viaje sentadito las dos horas que me separan de Ancón. Saludos :)

    ResponderEliminar
  8. Dormir parado... antes de volverme ciclista era todo un maestro en ese arte mezcla de equilibrismo y psiquis

    ResponderEliminar
  9. A mí lo que me jode es cuando jóvenes mujeres casi me exigen que me pare, estando o no en asiento reservado, apelando a la caballerosidad que yo debería tener. Al carajo. Yo también estoy tan o más cansados que ellas, no me jodan. Igualdad señores.

    ResponderEliminar
  10. JAJAJA tienes muchísima razón. Cada que me siento en el reservado, siempre SIEMPRE aparece un viejito, una señora embarazada o una mamá con mil chibolos.
    Voto por lo del asiento reservado para las flacas con tacos (no necesariamente con taco 9, yo sufro con cualquier zapato altito jajaja)

    ResponderEliminar
  11. a mi me pasa que cuando voy en el colectivo y queda un lugar muchas veces el que queda de lado al asiento vacio trata de elegir a quien le toca el asiento por lo general elige mujeres no importa la edad, eso me molesta ya que al asiento libre que no sea el preferencial puede acceder cualquiera que pago el boleto

    ResponderEliminar

Si o no? Tú que dices?